Ardió en llamas el CEM 9 de Roca: el gobierno dice que fue intencional

05/02/2019 07:00

Analizan reubicar a los estudiantes para el pronto inicio de clases. Gran impotencia en la comunidad educativa, que convocó a un abrazo simbólico.

El 50% de la Escuela Secundaria Río Negro (ESRN) Nº9 de Roca amaneció destruido ayer. Un incendio, que se extendió durante horas durante la madrugada, consumió gran parte del primer piso del establecimiento. Desde el gobierno provincial se presentó una denuncia penal y otra ante la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, para investigar el origen del incendio. Más allá de eso, el gobernador Alberto Weretilneck dijo que no había dudas sobre la intencionalidad, porque en las pericias preliminares se determinaron dos focos y además, las cámaras de vigilancia urbana tienen registrado el ingreso de cinco personas al predio.

La esquina de avenida Roca y Gelonch fue el punto en donde confluyeron ayer cientos de estudiantes, docentes, porteros, directivos y referentes de la cartera de Educación provincial. Colmados por una gran impotencia, desde afuera acompañaron el desarrollo de las pericias que apuntaban a reconstruir que pasó a la 1 de la madrugada cuando inició la primera llama en la primer aula del ala este.

A pesar del intenso hacer de una quincena de bomberos voluntarios, las consecuencias fueron inevitables. Los efectivos llegaron con tres autobombas, dos camionetas y luego prestó colaboración un camión regador del municipio. Trabajaron primero desde afuera y luego por dentro, pero el fuego se propagó con fuerza. “Cuando ingresaron los primeros bomberos el pasillo y las primeras aulas era todo fuego. Avanzaba rápido porque adentro era todo madera, papeles y cortinas. Se atacó por dos frentes, pero el fuego era bastante fuerte”, describió Cristian Lescano, jefe del cuerpo de Bomberos Voluntarios de Roca.

El operativo se extendió hasta pasadas las 4 de la mañana. Luego desde el cuartel se emitió un informe a la aseguradora, que daba cuenta de los daños y especificaba el desconocimiento del origen del siniestro.

“Se ve el cielo desde adentro”

Con la luz del día llegó la peor tristeza. Quienes pudieron ingresar salieron con un nudo en la garganta. “Impotencia, eso es lo que sentimos”, manifestó al borde de las lágrimas la directora del CEM 9 de Roca, Viviana García Blanco. “Llegué junto con los bomberos, la impotencia que generaba ver como el fuego iba de curso en curso y no se podía detener. Desde el SUM se ve el cielo”.

El hecho fue el más grave en lo que va del año pero no el único: en enero hubo robos y roturas de vidrios. “Desde que soy directora sacamos los ventiladores de techo en el receso y los guardamos en un lugar seguro. Cuando hace 10 días entraron y vieron que no estaban se fueron”, indicó.

Desde el Consejo Escolar Alto Valle Este I, la coordinadora Silvina Biancalana, descartó la falta de mantenimiento en las instalaciones eléctricas y remarcó que la escuela se estaba preparando como otras para la vuelta a clases en marzo. “No había ningún desperfecto que nos diera indicio de que esto iba a suceder”, aseguró.

Si bien la escuela tenía sereno, se encontraba de franco.

“Lamentablemente eran repetidos los actos de vandalismo. No es una zona de vecindario, está enfrente el hospital, el canal, atrás la ciudad policial. Me animaría a decirte que no son alumnos de la escuela, porque tienen sentido de pertenencia”, añadió María Troncoso, directora del secundario nocturno Nº 86 que funciona en el establecimiento.

“Perdimos nuestra historia”

La Organización Civil Quillagua, reconocida por su amplia trayectoria en acompañamiento y asesoramiento a mujeres víctimas de violencia, se lamentó también por el acontecimiento. Es que funcionaban en el primer piso del secundario y ayer lamentaba el acontecimiento. “Los pocos bienes y los antecedentes de nuestro trabajo desaparecieron. Estamos en la nada otra vez. Es cierto que Quillagua queda en un segundo plano pero se fue parte de la historia que tenemos”, manifestó Liliana Enríquez, referente del grupo.

“Trabajamos con mujeres durante todo el año, asesoramos y acompañamos en instancias judiciales más allá del espacio grupal de tratamiento”, explicó. Actualmente se atendía la demanda de un centenar de mujeres y tras el incendio evalúan alternativas para poder continuar con su valioso labor.

“No va a ser como debería (…) de alguna manera se va a reorganizar para que comiencen con normalidad el 6 de marzo”
Silvina Biancalana, coordinadora del Consejo Escolar Alto Valle Este I
El después del fuego Detalle de daños
Las llamas afectaron principalmente a la plata alta: cinco aulas y las salas de consejería, planificación y preceptoría. También al depósito de porteros, que fue en dónde se localizó el foco más inflamable debido a que en ese espacio se acopiaba pintura para repintar el colegio en los próximos meses. En tanto, en el salón de usos múltiples más antiguo de la escuela, el incendio consumió gran parte del techo.
Si bien la planta baja no se quemó, el daño del primer piso derivó en filtraciones en el cielo raso de las aulas de abajo, por lo que se mantiene cerrado el ingreso hasta constatar si hay riesgo de derrumbe.
Dos calderas nuevas instaladas durante el receso son parte de las pérdidas, junto con cantidad de mobiliario.
Hoy a las 19 estudiantes convocaron a toda la comunidad a realizar un abrazo simbólico al colegio. “Queremos nuestra escuela”, subrayaron.
En números
77
años cumplió el ESRN. Fue fundado en 1941. Ocho años después, en 1947, recibió la oficialización.
3
horas se extendió el incendio que afectó principalmente al ala este del edificio, y el techo del salón de usos múltiples.
Dos focos y cinco personas registradas por las cámaras
“Tenemos acreditado en las cámaras del 911 y en las pericias preliminares de Bomberos y de la Policía de Río Negro que hubo dos focos intencionales, uno en el ala sur y otro en el ala norte, por lo tanto no tenemos dudas que el hecho fue absolutamente intencional”, sostuvo ayer el gobernador, Alberto Weretilneck.
El mandatario recorrió el predio de la ESRN 9 durante la tarde. No pudo ingresar al edificio, porque se estaban llevando a cabo las pericias, pero con los datos preliminares recibidos avanzó para ubicar los hechos dentro del llamativo escenario que se registró durante el verano en las escuelas de Roca.
“Estamos sumamente alarmados por la situación que se ha dado en Roca durante el receso de verano. No se ha dado en ningún otro lugar de la provincia. Tuvimos nueve hechos vandálicos, con robos de tanques y de bombas de agua, con roturas de vidrios y destrozos en las instalaciones educativas. Y este hecho, que es sumamente grave”, describió.
Además de los dos puntos de inicio, las cámaras de vigilancia urbana detectaron la presencia de cinco personas en el inmueble.
“No podemos todavía determinar las identidades, pero sí se ve cuando ingresan a la escuela. Vienen caminando por un sector, después ingresan corriendo y luego salen de la escuela. Por lo cual si sumamos a las cámaras, el fuego intencional, está totalmente acreditado lo que pasó”, concluyó.
Nueve establecimientos de la ciudad sufrieron ataques durante el receso
“En lo que va del receso escolar, fueron atacados nueve establecimientos. Entre los centros escolares dañados dos son jardines de infantes, en cinco funcionan escuelas primarias y otros dos corresponden a Educación Secundaria”, se apuntó desde el Ministerio de Educación y Derechos Humanos de la provincia.
El hecho de mayor gravedad fue justamente el incendio de la ESRN 9 “situación que está siendo investigada ante los indicios existentes de intencionalidad mediante y manifiesta”.
Para continuar los pasos a seguir se evaluará cómo quedó la estructura del techo.
La ESRN 9 ya había sido blanco del saqueo de todos los elementos de la Mutual escolar “Manos que ayudan”, a través de la que los propios estudiantes concretaban acciones solidarias para sus pares que lo necesitaran.
Durante los últimos meses, el Jardín de Infantes 23 sufrió tres robos en menos de una semana. En otros hechos, el Jardín 18 sufrió el robo de su tanque de agua, lo mismo que ocurrió en la Escuela Primaria 56, donde -además- fue sustraída la bomba de agua. Ese mismo equipo fue robado en la Primaria 275.
En distintos hechos registrados en los edificios de las escuelas 133, 286 y 274, se activaron matafuegos, destrozaron vidrios y hasta borraron archivos de administración en computadoras.
A todo esto, en el CET 1 también se produjeron ataques vandálicos, como la rotura de todos los vidrios de su edificio.
Fuente: rionegro.com.ar – Roca

Escribir un comentario


*