Oseiás Sebastián Simón ingresó al nosocomio municipal el pasado 20 de enero en carácter de urgencia con traumatismos de cráneo y de tórax y está con respiración mecánica y sedantes, al tiempo que presentaba convulsiones.

De acuerdo a precisiones obtenidas por el medio La Nueva Provincia, la mamá, de nombre María Simón, de 28 años, dejó al niño en una casa ubicada en la calle Ayacuho al 3000, donde vive una familia amiga, antes de irse hacia el hospital para cuidar a un familiar.

Allí quedó al cuidado de un sujeto de 23 años, el hijo de la propietaria de la casa.

Sin embargo, al regresar encontró al bebé en el suelo y con convulsiones. “Lo encontré temblando, lo tuve que llevar de urgencia al Municipal. Lo trasladaron directamente a la terapia del Penna y acá los médicos dijeron que estaba muerto y lo tuvieron que revivir ellos”, manifestó la mujer.

“Le pegó porque lloraba mucho”, reveló Simón sobre los dichos que afirmó haber escuchado del denunciado.

Fuente: Crónica.