Control de Grafolita en montes orgánicos

24/01/2013 11:27

Control de Grafolita en montes orgánicos

En la región del Alto Valle se emplean los emisores para el control de grafolita mediante la Técnica de la Confusión Sexual (TCS) básicamente en producción orgánica de frutales de pepita. El número de herramientas para el control biológico o con insecticidas botánicos de grafolita es muy reducido y las pocas existentes deben ser utilizadas de manera muy precisa especialmente durante las primeras generaciones. Un detalle muy importante a tener en cuenta en el control de grafolita mediante la TCS es que la mayoría de los dispenser que se comercializan en la región poseen una duración de solo 90 días como máximo.

Grafolita se alimenta de frutos y de brotes, a diferencia de carpocapsa que se alimenta casi exclusivamente de frutos. Es decir que luego de la cosecha a falta de frutos continúa el desarrollo de sus últimas generaciones sobre brotes y lamburdas. Por ésta razón, ante la falta de algún tipo de control sobre estas generaciones, se aumentará la población para la siguiente temporada.

La recomendación para evitar daños en frutales de pepita, hacia el final de la temporada son:

1-Verificar la duración de los emisores para la TCS.

2-Considerar que debemos cubrir un período de aproximadamente 170 -180 días. Como ningún emisor cubre este período se deberá considerar una doble aplicación. Hasta el momento los dispositivos puffer son los únicos que podrían programarse para cubrir este período.

3-En producción orgánica, para el control correctivo de aumentos de población de grafolita se aconseja emplear insecticidas biológicos con acción de control sobre grafolita (a base de virus de la granulosis) y Spinosad (Entrust). La elección de uno u otro insecticida dependerá de la densidad poblacional existente, de los momentos de aplicación y de la especie (pera o manzana) donde se vaya a aplicar. Recordar que Spinosad provoca mortandad de himenópteros. En manzanos con pie enanizante susceptible a pulgón lanígero no debe aplicarse después de la segunda semana de noviembre debido a que puede ocasionar una alta mortandad de Aphelinus mali (microhimenóptero parásito del pulgón lanígero).

4-En producción orgánica solo es posible producir frutas de pepita de alta calidad y sanidad empleando como control base de carpocapsa y grafolita a la TCS. En montes bajo programas “residuo cero” o “bajos residuos” se pueden diseñar estrategias de intervención específicas empleando solamente la TCS para carpocapsa prescindiendo de la correspondiente a grafolita.

 

 

Escribir un comentario


*