Detienen a un médico, un enfermero y un radiólogo por vender certificados falsos de coronavirus negativo

14/11/2020 13:22

Luego de la denuncia del Colegio de Bioquímicos de Pilar, los investigadores fingieron ser pacientes y comprobaron que en una empresa de medicina laboral sin habilitación cobraban $2.500 por los comprobantes.

Parte de la documentación que fue secuestrada en el operativo por los efectivos policiales.

Por Fernando Vázquez
fvazquez@cronica.com.ar

Un médico, un radiólogo y un enfermero son investigados por la Justicia al estar sospechados de emitir certificados falsos de Covid-19 negativo, los cuales se asegura que vendían a 2.500 pesos cada uno, en una empresa dedicada a la medicina laboral instalada sin habilitación en la localidad bonaerense de Pilar. Para descubrir esta maniobra, los investigadores concurrieron al establecimiento y fingieron ser pacientes.

Los voceros de los tribunales de San Isidro aseguraron a cronica.com.ar que los implicados en el expediente son un médico, de 58 años; un radiólogo, de 34; y un enfermero, de 59, quienes fueron identificados en la causa, quedaron detenidos, y luego fueron liberados, pero siguen siendo investigados. Todo esto ocurrió luego de que los efectivos policiales de la Subdelegación Departamental de Investigaciones (SubDDI) de Pilar concretaran un allanamiento en un inmueble situado en Rivadavia al 300, en dicho distrito.

La denuncia inicial había sido formulada hace alrededor de dos meses por los directivos del Colegio de Bioquímicos de esa zona, quienes habían detectado la circulación de certificados de Covid-19 negativo que no contaban con los requerimientos del protocolo.

De acuerdo a lo señalado por los informantes, al revisar el inmueble, los servidores públicos incautaron 500 certificados médicos de pruebas de laboratorio para resultados negativos de coronavirus por una suma total de 1.250.000 pesos, tablets, celulares y muestras biológicas (hisopados y orina) sin preservar ni rotular, que fueron halladas en contenedores de tergopol sin frío.

Trascendió que cada uno de estos certificados eran vendidos a 2.500 pesos y que los policías se hicieron pasar por pacientes para determinar la maniobra.

Autoridades de la Superintendencia General de Investigaciones en Función Judicial de la Policía de la Provincia de Buenos Aires se encargaron de supervisar los diferentes procedimientos.

En la causa tomó intervención el doctor Germán Camafreitas Stefich, fiscal de Pilar, dependiente del departamento judicial de San Isidro.

 

 

Fuente: Crónica.

Escribir un comentario


*