Día del Respeto a la Diversidad Cultural: entre la historia y la polémica

12/10/2020 00:42

Este 12 de octubre se cumple 528 años del descubrimiento de América, una fecha que encierra diversas situaciones, datos increíbles, tramas secretas y polémicas. La historia contada por Juan Pablo Bustos Thames. 

Cristóbal Colón en su llegada a nuestro continente.

Hace casi 530 años que «nació» el continente americano de forma casual y que tuvo facetas particulares para llevarse a cabo. Hace poco tiempo, pasó de llamarse «Día de la Raza» por «Día de la diversidad cultural»Cronica.com.ar dialogó con el historiador Juan Pablo Bustos Thames quien dio los detalles de aquel 12 de octubre de 1492, fecha del Descubrimiento de América.

Isabel y Fernando

Con relación a este tema, Bustos Thames agregó que «lo interesante fue el matrimonio concertado entre la reina de Castilla Isabel, que era la princesa heredera en ese entonces y el príncipe heredero de la corona de Aragón, Fernando. Cuando se casaron, no sabían, si iban a ser reyes o poder reinar, porque a ninguno de ellos les hubiera correspondido ser reyes en realidad, los herederos eran una sobrina de Isabel y el hermano mayor de Fernando que por cuestiones históricas, terminó muriendo y por enfrentamientos posteriores, ambos terminaron al frente de los dos reinos casi por casualidad, y la personalidad extraordinaria de estos reyes hicieron que los que fueron reinos sueltos de la península se terminaran unificando y se le llamara en ese entonces Las Españas».

Cristóbal Colón nació en la ciudad italiana de Génova.

Conocida la situación política en España, un día entró en escena el navegante genovés Cristóbal Colón quien tenía en su mente un ambicioso plan: llegar a Asia por el Océano Atlántico navegando hacia el oeste.

«Había consultado bibliotecas, también leyó a alguien que había escrito sobre la redondez de la tierra en la época de la antiguedad, leyó a los árabes de Granada, que era el reino musulmán de España y hasta consultó en Islandia y la zona escandinava, donde algunos vikingos le transmitieron que un poco mas allá del Océano Atlántico habían una tierras nuevas a las cuales se podía llegar favorecido por una cierta cantidad de vientos. Entonces con esos cálculos y esas ideas, fue ofreciendo su proyecto de llegar hacia el este India, Japón, China navegando hacia al oeste, es decir, llegando al este por el oeste. Las medidas que había tomado le daba que el Atlántico no tenía las dimensiones que tiene actualmente y que en el medio no se iba a interponer el continente americano, que no figuraba en sus planes», relató el historiador.

En búsqueda de un socio

Para lograr su proyecto, Colón necesitaba un inversor, alguien que pudiera solventar su sueño, es por eso que primero ofreció sus servicios a Inglaterra, pero ésta estaba saliendo de una guerra civil, la llamada «Guerra de las Rosas» que enfrentó a las Casas de los Yorkers y Lancaster para saber quién se quedaba con la corona británica, que quedó en manos de los Lancaster, pero que Inglaterra había quedado muy débil y aún no era la reina de los mares.

Los reyes Isabel y Fernando financiaron la aventura de Colón.

El nuevo postulante se llamaba Portugal quien tenía disputas con Castilla y al estar en la orilla del Atlántico poseían una importante flota armada, de hecho, ésto les posibilitó de navegar por África y descubrir las islas Azores, Cabo Verde, Guinea (con sus minas de oro), aunque no mostró interés en expandirse hacia el este.

Dudosos cálculos

Estos nuevos cálculos le traen dudas al conquistador, ya que pensaba que no iba a tener suficientes víveres para llegar aunque accede a una entrevista con la reina Isabel, que era muy católica, y por ende, todos sus consejeros eran santos y moralmente intachables. El gran confesor de la reina era el Fray Hernando de Talavera, quien tiene una primera charla con Colón, y el genovés lo convence por el lado de la espiritualidad de las almas, que podría llegar a Asia, India, Japón y China y se podría bautizar y convertir a estas poblaciones al cristianismo, en un momento en que existía una guerra entre cristianos y musulmanes.

Colón fue despedido por la reina Isabel desde el Puerto de Palo.

Talavera queda convencido, lo presenta a la reina y Colón le presenta sus proposiciones y exigencias, situación que dejó en jaque a la pareja real porque Isabel quería seguir adelante con el proyecto pero Fernando no estaba de acuerdo. Sin embargo, la postura de la reina pudo más y apoyó al navegante, quien en modo de agradecimiento a la misma, plantó la bandera de Castilla apenas pisó suelo americano.

El viaje esperado

En escasos meses se preparó todo para el gran viaje y las tres naves (Santa María, La Niña y La Pinta) partieron desde el puerto de Palos en la provincia de Huelva, y siguiendo ciertas corrientes marinas llegaron al oeste. Tras algo más de dos meses de viaje, el 12 de octubre Rodrigo de Triana que la tierra estaba en el horizonte y llegaron a la isla que estaba ubicada en el actual archipiélago de las Bahamas que los indígenas llamaban isla Guanahani.

Santa María, La Niña y La Pinta, las tres carabelas.

«La reacción de los nativos fue particular porque lo vieron llegar con un semejante barco y vestido, se acercaron con curiosidad y las relaciones al principio eran un poco civilizadas y cordiales, no hubo mayores enfrentamientos. Muchas de las Antillas que descubrió que la llamaron en honor de los reyes. Estuvo unos días en América descubriendo algunas islas y deciden dar la vuelta a España para darse cuenta de lo que había descubierto. En ese viaje de vuelta lleva varios indios a bordo, papagayos, guacamayos, monos, animales propios, plantas, frutas, sin embargo, tardó bastante en volver de forma llamativa, es que antes de volver a España pasa por Portugal y se quedó un tiempo, Cuando llegó a Barcelona se encontró con los reyes católicos, hizo un show donde en al corte hizo desfilar a indios, animales, plantas y los dejó bien impresionados y dijo que a Portugal fue porque los barcos los tenían que reparar y por eso se quedó tanto tiempo», dijo Bustos Thames.

La noticia se expandió en Europa porque Colón llegó a Asia (no sabían que era América) por el Atlántico, Portugal se mostró entusiasmado con el hecho y quiso sacar provecho de esto. Es que los lusos habían firmado un tratado de paz con Castilla y se acordó que todos los territorios al sur de las islas Azores iban a ser de Portugal salvo las islas Canarias, que estaban conquistadas por Castilla porque Portugal quería asegurar todo lo que es África, costa de Guinea y sus minas de oro.

Conflicto en puerta con Portugal

«Pero las islas que había encontrado Colón en el oeste, estaban al sur de las Azores y Cabo Verde que correspondían a Portugal, pero el rey Fernando mostró su astucia y sostuvo que lo encontrado estaba al oeste. Hubo un tironeo muy importante y en ese contexto, Fernando pidió la intervención del Papa Alejandro VI, el cual dictó una bula que se llamó Inter Cesera en 1493, en el cual le daba autoridad a la corona de Castilla para evangelizar a todos los habitantes al oeste de esas islas, y en el tironeo en la ciudad española de Tordesillas, en 1494, se definió que todas las tierras al sur de la Azores son para Portugal, lo que sería África salvo lo que fuera la costa del Mediterráneo que Fernando se encargó de proteger, todo lo que es el Atlántico de África, España no tuvo posesiones ni colonias, sí lo tuvo Portugal con Angola, Mozambique, Guinea. Las tierras a 270 millas al oeste de la islas Azores eran para España y al este para Portugal, es así que de Portugal se queda con Brasil, porque Brasil estaba al este de esa isla imaginaria», argumentó.

El trayecto de Cristóbal Colón hacia América.

El historiador agregó que «este es el primer tratado internacional de derecho público donde dos estados se sientan a dialogar de forma civilizada a discutir límites, llegan a un acuerdo y es respetado por el resto de los estados. De esa manera es como tenemos conformada América y dos potencias coloniales, Portugal que en 1500 descubrirá Brasil y España que desde 1492 en adelante empieza a colonizar todo, lo que es América central, Antillas y después se van desplazando por el Pacífico por América del sur empezando por el imperio de los Incas y luego por el norte argentino».

Polémica por el Día de la Diversidad Cultural

Mucho se habla sobre el cambio del Día de la Raza al del Respeto a la Diversidad Cultural y ciertas polémicas que la rodean: «No es ofensivo porque era la raza americana, también en otros contextos se llamaba el Día de la Hispanidad, que tal vez sería el nombre más adecuado. No sé porque la manía de cambiar nombres, esta forma de eufemismos de cambiar para seguir siendo lo mismo, me parece atroz, falta de respeto a nuestro pasado, porque esto de querer cuestionar nuestro origen hispano es como que cuestionemos el origen del mundo de la historia. Vamos a cuestionar y juzgar con parámetros del siglo XXI lo que pasó a finales de la edad media. Veníamos de siglos donde los hombres se mataban por cuestiones religiosas, raciales, de hecho, las cruzadas fueron una masacre, y digo esto porque son del lado cristiano donde se cometieron atrocidades, pero del lado musulmán las contracruzadas también hacían lo mismo, eran las reglas de la época, entonces no podemos cuestionar las cruzadas y no las guerras santas musulmanas que también son violentas, esto no es de hoy es desde hace tiempo», relató Thames.

El historiador agregó que «se cambió porque se cambió y no sé quién se puede sentir ofendido por esto, raza es un término como cualquier otro, racismo podríamos decir que tiene algún tipo de connotación, pero raza es un término que está en el diccionario, no es una mala palabra, no es prohibida ni tiene connotación. Vamos a los hechos que somos los americanos, somos todos mestizos, somos mezcla de españoles con indígenas de acá. Argentina es un caso particular porque tomo mucha inmigración europea entre mediados del siglo XIX y el siglo XX, en Bolivia, Perú, México o Colombia vamos a ver la cantidad de personas con rasgos indígenas que hay, esto de la leyenda negra contra España, de que se mataron a los indios y se hizo genocidio es mentira, España nunca hizo un genocidio ni hubo un plan sistemático, al contrario, los reyes católicos se preocupaban de sus súbditos, los habitantes de las indias son tan súbditos como los de España y tienen los mismos derechos y siempre se opuso a que se los esclavizara, de hecho, los grandes esclavistas de la histroia fueron los portugueses que no tuvieron ningún empacho en esclavizar a los indígenas o los holandeses o ingleses de ellos nadie dice nada, que hubo abuso como en todo siempre pasó».

Colón presentó ante la Corte a indios, animales y plantas.

«Nuestra historia está llena de españoles que se casaron con criollas, la mayoría de nuestros ancestros eran de casamiento de españoles y criollas, y nadie sabe si están mezclados, por eso, llama la atención que se reivindican a los indígenas, que ya están reivindicados, somos una nación netamente llena de mestizos, América es mestiza, entonces que vamos a reivindicar a nuestra madre inca y vamos a despotricar contra nuestro padre hispano, somos frutos de los dos y gracias a esta conquista, gesta y visión de la reina Isabel hoy hablamos todos castellano y vamos a distintos países del continente hablando el mismo idioma. Ni podemos renegar de nuestro idioma o tradiciones, esto de querer deformar la historia es extraño. Somos todos hispanos, tenemos un origen indígena e hispano y en esa mezcla venimos nosotros, y esto de querer imponer una leyenda negra es malo, hubo de todo, me quedo con lo que nos genera y nos hace uno, una historia, origen y lengua en común. Hay que celebrar lo que nos une y no lo diverso», finalizó diciendo.

.   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   Por G.A.

 

 

Fuente: Crónica.

Escribir un comentario


*