El calor intenso llega con enero

01/12/2018 09:03

Las altas temperaturas comenzarán a registrarse durante los primeros días del 2019. La zona de la Costa y Cordillera registrarán temperaturas cálidas. Las jornadas en el Alto Valle rondarán los 40 grados. Diciembre continuará inestable.

Los especialistas adelantaron que enero será el mes más caluroso del verano: la segunda quincena tendrá temperaturas en torno a los 40 grados . Diciembre mantendrá la misma inestabilidad que predominó durante toda la primavera en el Alto Valle de Río Negro y Neuquén.

El ingreso de frentes húmedos sobre la cordillera ha sido una característica de esta estación que se mantendrá hasta fin de año.

La alternancia entre períodos frescos y cálidos seguirá presente pero con algunas variaciones y aumentos de temperatura. Según informaron desde la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) la segunda semana del último mes del año será muy calurosa.

Además, adelantaron que enero se presenta como el más caluroso del verano con una segunda quincena que tendrá temperaturas en torno a los 40 grados y mínimas altas en la zona de Valle. Las temperaturas también serán cálidas en Cordillera y Costa.

El “verano” que llegará en enero también se mantendrá durante la primera semana de febrero.

La inestabilidad que atravesó esta primavera 2018 vino provocada por el ingreso de frentes húmedos del pacífico que generó más lluvias y nieves que lo habitual en cordillera. Esto generó la variación de clima en la región y mejoró “relativamente” los caudales de las cuencas.

El meteorólogo de la AIC, Fernando Frassetto, indicó que unas de las razones de la primavera “fresca” se debe al fenómeno climático “La Niña”.

“Hay varias razones, una de ellas que estamos saliendo de dos años consecutivas de Niña a una condición de Niño hacia fin de año. Con una onda de agua cálida que llega del pacífico central hacia la Sudamérica que tuvo un retraso de casi dos meses. Llegó entre septiembre y octubre por eso tuvimos una temporada más húmeda”, explicó.

El Niño es un calentamiento en las aguas superficiales del pacifico ecuatorial, sobre la costa Sudamericana. También hubo un aporte del Atlántico.

“Los dos océanos han contribuido para que en tengamos lluvias y nevadas sobre cordilleras y, sobre los Valles, un mayor aporte de humedad”, agregó.

Cuencas: mejora “relativa”

Estadísticamente, el 80 por ciento de las precipitaciones se dan entre mayo y agosto.

Este año el periodo primavera estuvo por encima de la media en varias zonas del Alto Valle. Eso genera beneficios para las actividades como la agricultura y ganadería.

Dato
250 milímetros anuales se registraron en algunas zonas del Valle. La media anual ronda los 180 milímetros.
Un diciembre inestable en el Valle y Costa.
La primera semana de este mes tendrá dos ingresos de aire frío, uno a comienzo de este fin de semana.
Habrá descenso de temperatura y vientos del sudeste con temperaturas de 20 grados en el Valle y 15 en la Costa. La segunda semana será la más estable y calurosa del último mes del año, mientras que la segunda quincena vuelve la inestabilidad con cambios de temperaturas y probabilidades de lluvia. Para las fiestas se esperan temperaturas con aires frescos.
“Esta primavera que se presentó más húmeda mejoró la condición de los lagos y nos dio más nieve en algunas zonas de Neuquén”.
Fernando Frassetto, meteorólogo de la Autoridad de Cuencas (AIC)
Fuente: rionegro.com.ar – Cipolletti.

Escribir un comentario


*