El presidente estadounidense Donald Trump
El presidente estadounidense Donald Trump

La Comisión Federal Reguladora de Energía (FERC, por sus siglas en inglés) rechazó este lunes unánimemente una propuesta del Gobierno de Donald Trump para subvencionar la industria del carbón y de la energía nuclear.

La decisión de la FERC, la agencia federal encargada de regular la transmisión y venta de electricidad, supone un revés para el mandatario estadounidense y un alivio para ecologistas, defensores de las energías renovables y grupos defensores de los consumidores.

Durante la campaña de las elecciones de 2016, Trump prometió devolver el esplendor a la industria del carbón y, por ello, encargó a su secretario de Energía, Rick Perry, que diseñara un nuevo plan energético.

De esa forma, en septiembre del año pasado, Perry acudió a la FERC y le pidió que evaluara un plan destinado a dar subsidios a las plantas nucleares y a la industria del carbón para mejorar la red eléctrica y hacerla más resistente.

Entre otras cosas, el plan propone otorgar subsidios a plantas nucleares y de carbón que sean capaces de mantener en el mismo lugar suministros para producir energía durante 90 días.

Después de evaluar la propuesta, la FERC emitió este lunes su decisión, que tiene carácter vinculante, y en la que aseguró que subvencionar el carbón y la energía no tendría un resultado “justo y razonable” y, además, no está demostrado que vaya a mejorar la eficacia de la red eléctrica.

No obstante, la FERC aseguró que comenzará un nuevo proceso de evaluación para determinar si la red eléctrica de Estados Unidos debe someterse a mejoras.

En respuesta a la decisión de la FERC, Perry emitió un comunicado en el que aseguró que, como había previsto, su plan energético ha servido “para iniciar un debate” sobre la red eléctrica.

La FERC, creada hace 40 años, está formada por cinco comisarios independientesde los que cuatro han sido nombrados por el propio Trump y tres pertenecen a su mismo partido, el republicano.

La composición de la FERC hacía esperar una victoria para Trump, pero los comisarios fallaron este lunes en contra del presidente.

El plan rechazado hoy por la FERC podría haber cambiado el equilibrio en el mercado de la energía, vigente en Estados Unidos desde finales de la década de los años 80.

En los últimos años, tanto la energía nuclear como el carbón han visto disminuir su importancia en la producción energética de EE.UU., donde ha ganado importancia el gas natural, el petróleo y las energías renovables.

(Con información de EFE)

Fuente: Infobae.