Facundo Moyano criticó las auditorías a los gremios: “Es una avanzada del Gobierno”

15/02/2018 01:10

El diputado del Frente Renovador consideró que con esa medida Cambiemos “no está impulsando una renovación del sindicalismo, sino una pelea política porque Hugo Moyano no está a favor de la política económica del Gobierno”. También cuestionó al “sindicalismo alineado” con el oficialismo.

El diputado nacional del Frente Renovador Facundo Moyano aseguró que las causas judiciales en contra de su familia y las auditorías a los gremios iniciadas por el oficialismo son parte de “una avanzada política y una Justicia que es funcional a eso”, al tiempo que cuestionó a los dirigentes de “un sindicalismo alineado que le sirve al Gobierno”.

“Nadie puede entender esto como una avanzada judicial escindida de la política o la campaña mediática. El que crea que esto es una cuestión para democratizar los sindicatos está mirando otra película. Esto tiene que ver con intereses políticos de parte del Gobierno, gremiales y económicos que tienen que ver, en el caso puntual de Camioneros, negociar un convenio a la baja”, sostuvo el hijo del líder camionero, Hugo Moyano.

El diputado también se refirió sobre las bajas que viene sufriendo la marcha prevista para el 21 de febrero y cuestionó al “sindicalismo alineado” con Cambiemos: “Hay un sindicalismo alineado que le sirve al Gobierno. Son los mismos que fueron oficialistas de Cristina y Menem”, afirmó. “Ahora se bajan, aunque en realidad nunca se subieron a ninguna marcha”, se quejó.

Aunque reconoció que “el sindicalismo es una institución desgastada, desprestigiada muchas veces por errores propios y otras por una campaña”, el dirigente del Frente Renovador subrayó que “las razones objetivas para llevar adelante un reclamo son mucho más justificadas en este contexto que en 2015 o 2013”.

Pretender cerrar las paritarias al 15% sin cláusula gatillo es una nueva pérdida de poder adquisitivo. No se pueden aceptar este tipo de cosas

A propósito, argumentó que “en dos años de Gobierno, no cumplieron la mayoría de sus promesas porque hubo una gran pérdida de poder adquisitivo, creció el trabajo no registrado y pretender cerrar las paritarias al 15% sin cláusula gatillo es una nueva pérdida de poder adquisitivo. No se pueden aceptar este tipo de cosas”.

Consultado sobre el apoyo del kirchnerismo a la movilización, el diputado nacional remarcó: “Es un reclamo gremial. No se está haciendo política partidaria ni estamos en una coyuntura electoral. Se suman los que se quieran sumar. Mucha gente suelta se va a sumar. No se le pueden cerrar las puertas a las organizaciones o sindicatos que quieran participar. Hay reclamos concretos, más allá de la identidad política que abrace cada
organización o cada dirigente”.

En ese sentido, se refirió a la posibilidad de que su padre se reúna con la líder de Unidad Ciudadana, Cristina Kirchner: “Cómo se va a negar al diálogo, si tiene que existir siempre. Si lo invita a tomar un café (el presidente Mauricio) Macri, me imagino que irá. El tema es que el Gobierno no pretende eso porque Hugo Moyano adoptó una postura muy crítica y se negó a hacer lo que el Gobierno quería”.

Además, rechazó que la movilización del 21 esté ligada a las causas en las que está involucrada la familia Moyano: “La situación judicial (de Hugo Moyano) va por otro lado. Cuando la Justicia la cite, se va a presentar como cualquier ciudadano.Pero la Justicia no lo ha citado, no hay imputación, no
hay proceso, ni nada por el estilo”, concluyó.

Fuente: Infobae.

Escribir un comentario


*