Fingió que la habían violado para no confesar que se había gastado el dinero de sus amigos

04/01/2019 08:10

La joven, una española de 22 años, ha sido detenida por elementos de la Guardia Civil acusada de simulación de delito.

(Foto: archivo)
(Foto: archivo)

En España, una joven de 22 años ha sido detenida por fingir que la habían violado en la calle, cuando en realidad la agresión nunca sucedió y se la inventó para no confesar que se había gastado el dinero de la lotería de sus amigos.

De acuerdo a la información del Diario de Murcia, la joven interpuso la denuncia ante la Guardia Civil. A los agentes les aseguró que un individuo la había atacado sexualmente y que después le había robado lo que llevaba encima.

Ocurrió concretamente en San Javier, una localidad de la comunidad autónoma de Murcia, al este del país. Tras reportar los hechos, los agentes que llevaban el caso contactaron con la supuesta víctima para que acudiera de nuevo al cuartel a prestar declaración, y tratar así de encontrar nuevas pistas que permitiesen dar con el agresor.

(Foto: Google Maps)

(Foto: Google Maps)

En cambio, encontraron que el segundo testimonio que ofreció la denunciante estaba lleno de contradicciones. Ante el desconcierto de los guardias, la joven terminó confesando la verdad: se había inventado el crimen, y nunca se dio la agresión.

Según explicó el periódico local, la chica narró a los agentes que esa madrugada, al salir de trabajar, debía entregar un dinero que habían puesto sus amigos para la lotería. En cambio, no contaba con ese efectivo, pues ya se lo había gastado todo.

Entonces se le ocurrió que podía fingir haber sufrido un ataque sexual y contar que el agresor se había llevado consigo el dinero, o que lo había perdido en mitad del ataque. Esto fue lo que la empujó a acudir a la sede de la Guardia Civil y relatar una historia falsa.

Cuartel Guardia Civil en San Javier (Foto: Google Maps)

Cuartel Guardia Civil en San Javier (Foto: Google Maps)

Contó que, de camino a su casa, pasó frente a la puerta del garaje de un bloque de pisos. Justo en ese punto, un individuo al que no conocía la agarró con fuerza y la empujó hacia el interior del estacionamiento, donde la tiró al suelo. Relató que el atacante la manoseó, le tocó el pecho, y le arrancó un botón de la blusa que llevaba puesta. Además explicó que logró desabrochar dos botones de su pantalón.

Por denunciar un crimen falso, la joven fue arrestada por los mismos elementos de la Guardia Civil que escuchaban su declaración. Se le acusa de simulación de delito, una infracción por la que podría enfrentar una pena de entre 6 a 12 meses de prisión, según establece el vigente Código Penal del país.

En España los individuos condenados a penas inferiores a 24 meses de prisión no entran en la cárcel. Sin embargo, esta mentira abre su historial delictivo pues contará con antecedentes penales.

Fuente:  Infobae.

Escribir un comentario


*