La escuela rionegrina promueve genios creativos

02/02/2019 08:03

La cooperación, el hábito de discutir puntos de vista diversos, la identificación de problemas y la creatividad para abordarlos, sobresalen como pilares de la Feria de Educación, Artes, Ciencia y Tecnología, que se realiza desde 2001 en Río Negro.

Tal como marca la coordinadora provincial de la Feria, Andrea Sicardis, “lo más importante es el aprendizaje que logran los estudiantes en todo el proceso, que va desde el planteo de una curiosidad, una duda o un problema, hasta la presentación de la respuesta o solución de la forma más creativa posible”.

El resultado es la participación de unos 5.000 estudiantes y docentes motivadores, en instancias locales y en la provincial y nacional. Allí muestran las temáticas abarcadas por las diversas áreas educativas de todos los niveles y modalidades del sistema educativo provincial.

El aula es el espacio en el que se busca promover la resolución de problemas a partir del análisis y comprensión de la tarea a realizar, la formulación de objetivos e hipótesis según el área, el diseño de un plan que lleve hacia la meta, su ejecución y la evaluación de todo el proceso para determinar si el objetivo ha sido alcanzado. Ese es el resumen con que el Ministerio de Educación y Derechos Humanos enfrenta cada año una nueva edición de la tradicional Feria.

La modalidad de la Feria

Durante el año escolar, la iniciativa tiene distintos momentos de encuentro  donde se  exponen las producciones. Primero se realiza una instancia regional, luego una provincial y finalmente la nacional.

En 2018, Río Negro participó con 27 proyectos estudiantiles en esa etapa final que se desarrolló en Córdoba. Fueron seleccionados entre los 272 trabajos presentados en 12 sedes zonales. Esas producciones siempre enriquecen el trabajo aúlico.

La creativad en su máxima expresión

En 2017, la Provincia había expuesto 24 proyectos en la instancia nacional, que tuvo a Tecnópolis como sede. Uno de ellos fue el desarrollado por estudiantes y docentes del CET 13, de Choele Choel, para el aprovechamiento de la carne de carpa.

“Es una problemática que hay en el Valle Medio, el desperdicio de la carne de carpa. Nosotros tratamos de concientizar que es un pez que se puede cocinar y comer. Como técnicos en industria de la alimentación, reunimos todos los datos correspondientes: proteínas, cenizas, lípidos totales, para tener un respaldo de que, aparte de ser un pez que tiene rico sabor, es nutritivo”, recuerda uno de los autores del proyecto “Sabores de la 92”, Ezequiel Lezcano.

Desde Villa Regina, fue el estudiante de la ESRN 11, Pablo Seguel, quien compartió la experiencia de Tecnópolis con Ezequiel y hoy destaca “todo lo que trabajamos y aprendimos junto a mis compañeros para concretar nuestro proyecto de colocar carteles para prevenir accidentes con cinco temáticas: velocidad, consumo de alcohol, uso de casco, celular y cinturón de seguridad”.

En 2018, se amplió la participación rionegrina en la etapa nacional y también el reconocimiento a las iniciativas expuestas.

La escuela primaria 226, de Lamarque, obtuvo una Mención en el área de Ciencias Sociales con la iniciativa “Sangre India”, la novela de Ricardo Marino, que interpeló a los estudiantes sobre la posibilidad de que exista “sangre india en mi pueblo”.

A partir de allí investigaron y completaron su árbol genealógico, “lo que promovió en los estudiantes conocer sus orígenes y descubrir que muchos de ellos descienden de pueblos originarios. La investigación abarcó la colonización, cuáles fueron los primeros habitantes de la Patagonia, dónde habitan en la actualidad y cómo se visualizan en la comunidad”, detalla también Sciardis.

La adopción de decisiones propias de solución, la reflexión sobre ese proceso y la apropiación de herramientas de aprendizaje transferibles a nuevas situaciones, llevó a los estudiantes y docentes del CET 12 de Sierra Grande a presentar su proyecto “Bioconversión”, “Destacado” por la Comisión Nacional de Valoradores. Su objetivo es el de elaborar alimento balanceado para perros con las algas exóticas de Playas Doradas, responsables de la mortandad de especies locales, pero también fuente de proteínas, lípidos y otros componentes nutricionales.

“La Feria de Educación, Artes, Ciencia y Tecnología implica paciencia: abordar desde lo individual y colectivo el proceso creativo y de estudio pormenorizado. Investigar, aplicar métodos científicos y creativos para las distintas disciplinas”. Así resume la ministra de Educación y Derechos Humanos, Mónica Silva, la finalidad de la propuesta que proyecta para 2019 una nueva “cantera” de genios creativos rionegrinos.

Fuente: Gobierno de la provincia de Río Negro.

Escribir un comentario


*