La lluvia limpió de ceniza el aire en la Línea Sur

07/10/2011 13:06


Jacobacci recuperó los colores de sus edificios, casas y plantas, que por estos días despuntan sus primeros brotes.

Los pobladores y productores de la Región Sur vivieron la tormenta como una fiesta porque después de cuatro meses pudie-ron recuperar la visión del paisaje libre del asfixiante polvillo.
Para alivio de los pobladores de gran parte de la Región Sur rionegrina, la lluvia volvió a hacerse presente durante los últimos días aplacando de modo importante el polvillo volcánico y aportando algo de humedad al suelo reseco.
El fenómeno, de todos modos, se extendió en gran parte del país y en nuestra región, en particular, debido al ingreso al norte patagónico de un sistema frontal asociado a un núcleo de aire frío en altura, lo que fue la situación perfecta para que después de bastante tiempo las lluvias reaparecieran, según consignaba ayer Enzo Campetella, pronosticador de “Río Negro”.
Desde hace cuatro meses, gran parte de la Región Sur, que se extiende desde el centro hacia el oeste está cubierta con un manto de cenizas que, por el efecto de los vientos de esta época homogeniza el paisaje en un panorama gris y desolador.
Si bien desde la erupción del volcán Puyehue, el 4 de junio pasado, se habían registrado algunas lluvias y nevadas, la zona de Jacobacci se mantenía prácticamente al margen de precipitaciones. El registro pluviométrico apenas superaba los 20 milímetros en el año.
Hasta el miércoles, las finas partículas volcánicas en suspensión eran parte del paisaje que rodeaba la ciudad. Por eso cuando a las 19 comenzaron a caer las primeras gotas, el ánimo de los vecinos comenzó a cambiar. Por cinco horas una intensa lluvia se registró en la zona alcanzando un poco más de 10 milímetros.
En pocas horas el paisaje cambió. El agua lavó las plantas, las edificaciones y los cerros, permitiendo que las siluetas puedan distinguirse perfectamente, sin lugar a confusión entre los distintos tonos del gris ceniza. El sol brilló durante gran parte de la jornada. Dejó de hacerlo solo un par de horas del mediodía de ayer, cuando un nuevo chaparrón volvió a incrementar la humedad que estaban necesitando el suelo.
La lluvia fue muy bienvenida en la zona aunque llega un poco tarde para el campo. Los productores la esperaban dos meses antes para que en esta época que las ovejas están comenzando a parir, puedan tener comida suficiente y amamantar a sus crías. De todos modos, al menos por unos días, la humedad aplacará la ceniza y permitirá a los vecinos respirar un poco de aire puro.
El fenómeno
De acuerdo al reporte de Campetella,, entre las 2:30 y las 3:30 de la madrugada algunas tormentas avanzaron sobre el alto valle y valle medio, y en algunos puntos se registró caída de granizo como en la zona cercana a Roca, Huergo, Villa Regina y algunos puntos de valle medio.
Sin embargo tuvo poco efecto en la fruticultura en esta zona del Alto Valle, explicó el presidente de la Cámara de Productores Osvaldo Calvo. “La piedra que cayó fue por muy poco tiempo y era chica. Y estuvo acompañada por agua lo que apaciguó el efecto”, dijo el dirigente frutícola.
La dispersión de los núcleos de tormenta dieron lugar a una importante diferencia en los acumulados de lluvia en la zona. En chacras cercanas a Chimpay se registraron valores de 25 milímetros de lluvia caída, mientras que en promedio, otros sectores no superaron los 8 milímetros. En Regina, el acumulado alcanzaba los 15 milímetros en promedio.
El granizo, explicó Campetella “un fenómeno muy típico de la primavera, se genera cuando al aire frío en altura obliga a ascender rápidamente a otra masa de aire más templada que encuentra por debajo. En ese proceso los cristales de hielo se van acumulando unos sobre otros, dando lugar a un proceso que genera granizos hasta un tamaño en el que su propio peso vence a las corrientes ascendentes y logran caer. A mayores corrientes ascendentes en una masa de aire inestable con buen contenido de humedad en altura, la capacidad de generar granizos más grandes resulta mayor.
(AR, AJ, Enzo Campetella) Fuente Diario Rio Negro.-

Escribir un comentario


*