La ONU acusa a Uruguay y Canadá de poner en peligro los tratados antidroga por legalizar el consumo de marihuana

05/03/2019 08:37

El informe anual de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes indica que utilizar el cannabis sin fines médicos compromete los acuerdos globales sobre drogas peligrosas.

El cannabis, legalizado para consumo recreativo en Uruguay
El cannabis, legalizado para consumo recreativo en Uruguay

«La aplicación universal y plena de los tratados corre un grave peligro porque algunos Estados parte, como Canadá y Uruguay (así como varios estados de los Estados Unidos), han legalizado el consumo de cannabis con fines no médicos», señala la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) en su informe de 2018, difundido hoy en Viena.

«Las medidas adoptadas por esos países y jurisdicciones estatales pueden socavar los tratados. Además, pueden alentar a otros Estados parte a seguir su ejemplo y usarlo para justificar sus propias acciones», agrega este órgano independiente dentro de Naciones Unidas.

Según la normativa internacional, el uso del cannabis está limitado a fines médicos y científicos.

Invernáculo de cannabis de la empresa International Cannabis Corp., en Uruguay

Invernáculo de cannabis de la empresa International Cannabis Corp., en Uruguay

El informe recuerda que Uruguay aprobó en 2013 la legalización del cannabis para fines recreativos, un paso que Canadá siguió en 2018.

En cualquier caso, la JIFE dice tener «la determinación de seguir manteniendo un diálogo constructivo con los Gobiernos de los países en los que se está autorizando el consumo ‘recreativo’ de cannabis».

Según la JIFE, la legalización del consumo reduce los riesgos percibidos y la reprobación social de su consumo, y conlleva un desvío de esa droga a la población menor de edad que no puede comprarla de forma legal.

El informe recuerda que el cannabis es una droga perjudicial para la salud,especialmente de los más jóvenes, y se ha asociado con la pérdida de la memoria y la atención o incluso con las aparición de trastornos sicóticos.

«La legalización del cannabis con fines recreativos, como se ha visto en un pequeño número de países, representa no solo una dificultad para la aplicación universal de los tratados y para los signatarios de los mismos, sino también un problema importante para la salud y el bienestar, en particular de los jóvenes», resume el presidente de la JIFE, Viroj Sumyai.

Uruguay y Canadá han argumentado que la regularización del cannabis es una medida eficiente para luchar contra el mercado negro de esta substancia.

El informe completo:

Con información de EFE

Fuente: Infobae.

Escribir un comentario


*