(Getty)
(Getty)

La tumba de José en Cisjordania fue el blanco de atentado desbaratado por las fuerzas de seguridad israelíes, que revelaron el hallazgo el lunes de un bomba en el interior del lugar, en la localidad de Nablús.

Los explosivos fueron hallados en un celular durante un control de rutina antes de la visita de unos 1.000 peregrinos. Posteriormente, fue detonada bajo control.

Según la tradición bíblica, José fue uno de los doce hijos de Jacob, vendido por sus hermanos y llevado a Egipto, desde donde su cuerpo fue traído de vuelta. Es conocido, entre otros aspectos, por interpretar los sueños del faraón, sobre vacas gordas y flacas.

La tumba de José, hijo de Jacob y Raquel (Getty)

La tumba de José, hijo de Jacob y Raquel (Getty)
La tumba está en una zona controlada exclusivamente por la Autoridad Palestina. Algunos manifestantes locales arrojaron piedras a las fuerzas de seguridad cuando entraban y salían del recinto, sin causar heridos, pero sí algunos daños en los vehículos. Uno de los involucrados fue arrestado.

El lugar ya ha sido atacado en el pasado. En el 2015, en medio de unas semanas marcadas por la violencia, manifestantes incendiaron el lugar y causaron severos daños.

Fuente: Infobae.