Lluvias, inundaciones y evacuados en el norte

12/02/2020 05:37

Sigue el temor por la crecida de los ríos en las provincias de Salta y Tucumán. Las precipitaciones continuarán durante la semana. Imágenes impactantes.

Una madre y su hijo, rodeados por el agua en una localidad tucumana.

Las fuertes lluvias que comenzaron el último fin de semana en las provincias de Salta y Tucumán colocaron en una situación crítica a varias poblaciones -con decenas de familias evacuadas-, provocaron severos daños en rutas y dejaron varias localidades aisladas. Si bien las lluvias continuarán todo el miércoles, se espera que su intensidad vaya disminuyendo, pero el temor pasa por la crecida de los ríos.

Durante los últimos días las persistentes lluvias afectaron varias zonas de estas provincias, lo que genera preocupación en las autoridades respecto del abastecimiento que los damnificados por los temporales puedan recibir, a la espera de que el clima comience a mejorar y permita la recuperación de estos poblados.

De acuerdo con la información que brindó Defensa Civil en Tucumán, son 87 las personas que fueron evacuadas en los distintos puntos de la provincia producto del temporal, distribuidos en las localidades de Garmendia, 7 de Abril, Puerta Alegre, Las Cejas, Piedra Buena, Estación Aráoz, El Mojón, Atahona, Villa Chicligasta, Monteagudo, Sol de Mayo y Los Pérez.

En tanto, el Ministerio de Salud provincial ordenó que Centros de Atención Primaria de la Salud (CAPS) de las localidades afectadas estén abiertos las 24 horas y cuenten con médicos y enfermeros para asistir a las familias. El operativo permitió llevarles a los damnificados colchones, toallas, almohadas y frazadas, así como también sillas de ruedas y camillas en algunas zonas de caminos anegados.

Por otra parte, la situación en Salta no dista mucho de la tucumana y hay una gran cantidad de afectados por las inundaciones. En la comuna salteña de Anta, más de 100 personas pertenecientes a la comunidad wichi fueron asistidas con elementos de primera necesidad por el desborde del río Dorado, que afectó las localidades de Apolinario Saravia y General Pizarro.

Se estima que unos 200 milímetros de agua cayeron durante el fin de semana en Salta, lo que llevó a esta situación de emergencia, mientras que se espera que para hoy vuelvan a caer precipitaciones sobre las zonas afectadas. Sin embargo, caería un menor volumen de agua, lo que permite el optimismo de las autoridades.

Fuente: Crónica.

Escribir un comentario


*