Peña incluyó el crecimiento de la economía entre los desafíos, y Dujovne el cumplimiento de las metas fiscales
Peña incluyó el crecimiento de la economía entre los desafíos, y Dujovne el cumplimiento de las metas fiscales

Según los principales referentes del oficialismo, los desafíos más urgentes del Gobierno para este año están relacionados en buena medida con la economía.Después de las últimas y caóticas semanas del 2017 relacionadas al paquete de reformas enviado al Congreso por Mauricio Macri, con especial énfasis en la polémica Reforma Previsional, varios de los más importantes ministros del gabinete nacional plantearon ante Infobae que el crecimiento económico y la generación de empleo, y una reducción en los niveles de la pobreza, encabezan el ranking de prioridades del Gobierno en el 2018, aunque otros incluyeron desafíos de lo más variados.

Así lo señalaron el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el secretario General de la Presidencia, Fernando de Andreis; los ministros Patricia BullrichNicolásDujovneGermán Garavano y Rogelio Frigerio, y el jefe del bloque de senadores del PRO y presidente del partido, Humberto Schiavoni, siete de los dirigentes más reconocidos de la coalición de gobierno.

Peña, De Andreis y Schiavoni enumeraron entre los principales desafíos del Gobierno la reinserción del país en el mundo, en los primeros dos casos relacionada con la presidencia de la Argentina en el G20. “Gestionar exitosamente la presidencia del G20 e ingresar a la OCDE”, escribió el jefe de Gabinete. De Andreis, por su parte, incluyó algo similar: “Llevar adelante con éxito la presidencia del G20 y lograr que sea una oportunidad para mostrarle al mundo el potencial de la Argentina”. En el caso de Schiavoni, se refirió a “continuar con la inserción inteligente de la Argentina en el mundo plasmando el acuerdo Unión Europea – Mercosur”, uno de los tópicos que sobrevoló en la cumbre de la OMC realizada el mes pasado en Buenos Aires y la reunión de presidentes del Mercosur de Brasilia, de hace dos semanas.

Peña, el funcionario más influyente de Casa Rosada -“mi mano derecha”, como lo definió Macri durante la entrevista con Marcelo Longobardi para CNN de hace algunas semanas- enumeró entre los principales desafíos del Gobierno para el 2018 la “consolidación del crecimiento de la economía para generar más trabajo y bajar la pobreza”, “aumentar el ritmo de inversión en infraestructura en todo el país para conectar a los argentinos y darles igualdad de oportunidades”, “avanzar en la agenda de los consensos básicos y el reformismo permanente”, e hizo hincapié en “las reformas educativas que reviertan la desigualdad en materia de calidad”.

De Andreis y Schiavoni también incluyeron a la educación entre los objetivos de este año. “Mejorar la calidad de la educación pública, porque esa es la base para construir un futuro con más oportunidades para todos los argentinos”, argumentó el secretario General. “Ampliar las políticas educativas en función de los cambios tecnológicos y su impacto en el mercado laboral”, subrayó Schiavoni.

Para De Andreis, al igual que Peña, la presidencia del G20 es uno de los desafíos del año

Para De Andreis, al igual que Peña, la presidencia del G20 es uno de los desafíos del año

Según De Andreis, uno de los funcionarios más íntimos de Macri, los cinco desafíos de la Casa Rosada en el 2018, además de los ya mencionados, pasan por “continuar con el crecimiento de la economía, aumentar la productividad de los distintos sectores y fortalecer las economías regionales para bajar la inflación, generar más trabajo y reducir la pobreza“; “avanzar en las temáticas vinculadas a la agenda verde y el fomento del desarrollo de nuevos proyectos de energía renovable”, y “fortalecer la democracia mediante la recuperación del diálogo para construir consensos, y del respeto de las instituciones”.

Schiavoni aboga por la inserción del país en el mundo, entre otros objetivos

Schiavoni aboga por la inserción del país en el mundo, entre otros objetivos

Schiavoni, en tanto, se refirió a la “profundización de las reformas económicas con eje en la generación de empleo y estímulo a la inversión”, a “seguir bajando la inflación y avanzar en la reducción del déficit fiscal” y a “consolidar las instituciones en base a la búsqueda de consensos para instrumentar políticas de estado que garanticen un camino de desarrollo”.

Nicolás Dujovne es uno de los ministros que por estos días cumple un año como integrante del gabinete macrista. Asumió al frente de Hacienda -Luis Caputo hizo lo propio pero en Finanzas- en los primeros días de enero del año pasado tras la salida de Alfonso Prat Gay, que dejó el cargo por insalvables diferencias con el jefe de Gabinete. Entre los cinco desafíos del Gobierno, Dujovne, que en las últimas semanas del año cobró mayor notoriedad por la discusión de las reformas tributarias y fiscales, se refirió a “cumplir y hacer cumplir la Ley de Responsabilidad Fiscal y el Consenso fiscal” y “la meta fiscal de déficit de 3,2% del PBI”. “Cumpliendo estos objetivos -dice el ministro- continuará la baja en el riesgo país, lo cual, junto a la implementación de la reforma tributaria, estimulará la inversión, el crecimiento de la economía, la productividad del trabajo y la creación de empleo”.

En ese sentido, el ministro de Hacienda agregó a los desafíos del 2018 “una mayor productividad del trabajo” que, según el funcionario, “permitirá aumentar los salarios reales, lo cual, junto al mayor nivel de empleo, permitirá mejorar el nivel de vida de la población“. “Finalmente, junto a la baja de la inflación, todo esto permitirá continuar bajando la pobreza”, aseguró por último.

Garavano dijo que el 2018 debe ser “el año de la Justicia”, y Bullrich resaltó la lucha contra el narcotráfico

Garavano dijo que el 2018 debe ser “el año de la Justicia”, y Bullrich resaltó la lucha contra el narcotráfico

En el caso de la ministra de Seguridad, incluyó entre las prioridades de este año “profundizar la lucha contra el narcotráfico y lograr que baje el delito”, “lograr más diálogo y menos violencia” y “bajar la pobreza y la indigencia”. “Dispersar el crecimiento en toda la sociedad” y “lograr una política social desvinculada de organizaciones que intermedien y reconvertirla en un camino al trabajo”, agregó Bullrich, que tuvo una altísima exposición durante el 2017, especialmente durante la desaparición de Santiago Maldonado, de mediados de año, y los incidentes en el Congreso durante la discusión de la Reforma Previsional.

Garavano, por su parte, espera que el 2018 “sea el año de la Justicia”. El ministro enfocó los desafíos de este año en su área. “Sabemos que aún hay mucho por hacer, pero vamos en la dirección correcta. Para este año el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, y desde el plan de gobierno abierto que llevamos adelante llamado ‘Justicia 2020’, queremos consolidar la Justicia Penal de nuestro país con la presentación del Código Penal, el Código Procesal Penal y en sintonía con este último la implementación del sistema acusatorio a nivel federal. Tendremos listo el proyecto de ley del Régimen Penal Juvenil y esperamos continuar nombrando jueces y magistrados junto con el Consejo de la Magistratura para cubrir las vacantes que faltan y agilizar el servicio de justicia (este año se elevaron mas de 100 ternas). También esperamos culminar el proyecto y presentar el nuevo Código Procesal Civil y Comercial”, resumió.

Frigerio enumeró los principales programas de su ministerio entre los desafíos

Frigerio enumeró los principales programas de su ministerio entre los desafíos

El ministro de Interior planteó los desafíos de su cartera. Según Frigerio, el Plan Nacional de Vivienda, el de Agua, el Plan Nacional de Hábitat y la Reforma Política son los cuatro grandes programas que deberá apuntalar este año. Entre los tres primeros, el presupuesto asciende a más de $40.000 millones.