La célula de terroristas del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) que atacó la Rambla de Barcelona tenía en la mira otro gran objetivo: la icónica Torre Eiffel de París.

 Esa información se desprende de un informe realizado por los investigadores Fernando Reinares y Carola García-Calvo, del think tank Combating Terrorism Center (CTC), que se basó en entrevistas a colegas y documentos judiciales, consigna Times of Israel.

La investigación reveló que los terroristas de Barcelona habían viajado previamente a París, por motivos que aún no han sido dilucidados. Allí, compraron una cámara y filmaron la Torre.

Como medida preventiva, las autoridades francesas montaron una suerte de vallado de vidrio alrededor del monumento ante las constantes amenazas terroristas.

Francia desplegó un amplio operativo de seguridad

Francia desplegó un amplio operativo de seguridad

El pasado 17 de agosto una furgoneta recorrió más de 500 metros, sobre la Rambla, arrollando a la gente que tenía a su paso. Como consecuencia del ataque, reivindicado luego por ISIS, murieron 15 personas.

La madrugada siguiente, cinco miembros de la misma célula fueron abatidos en Cambrils, tras intentar evitar un control policial. Los extremistas aceleraron al ver a los Mozos de Escuadra y atropellaron a seis personas. Rápidamente fueron reducidos a tiros por los uniformados.

Días antes, una explosión se registró en una vivienda en Alcanar, provincia de Tarragona. Con las horas se supo que ese era el escondite de esta célula. En esa residencia, donde los terroristas se encontraban preparando los explosivos, murieron dos extremistas y uno resultó herido.

Las autoridades españolas reportaron 201 yihadistas detenidos desde que España elevó su alerta de seguridad nacional.

Fuente: Infobae.