Luego de su exabrupto al opinar sobre la legislación del aborto, el diputado provincial y ex piloto Marcos Di Palma se mostró arrepentido de sus dichos y aseguró en Debo Decir, por América, que aquel día su señora le dijo que “no era un error sino un horror lo que había dicho” y aclaró que “la forma” en que lo dijo fue un error del que se “hace cargo”.

Luego explicó que está “a favor de la despenalización del aborto como todos pero en casos puntuales” y explicó: “Creo que hay que enseñar educación sexual que es lo que quise decir en palabras de campesino”, finalizó.

Más adelante en el programa, la diputada Victoria Donda, otra de las invitadas pidió la palabra: “¿Puedo ser políticamente incorrecta?, preguntó”.

 “Al que deja embarazada a una mujer y se borra, hay que matarlo”, dijo

Ante el visto bueno del conductor Luis Novaresio destacó: “Me rompe soberanamente los ovarios, no que los hombres estén en contra de la interrupción voluntaria del embarazo, sino que ese posicionarse en contra, debe ir precedido de que quieran modificar el artículo del Código Penal que nos mete presas si abortamos y no mete presos a los que se enteran que dejaron embarazada a una mina y se van”, sostuvo.

Rápidamente ante ello, Di Palma aseguró: “Al que deja embarazada a una mujer y se borra, hay que matarlo”, lo que sorprendió a todos.