Menor grave tras ser baleado en Bariloche

14/07/2011 12:05


Había ingresado con otra persona a una vivienda
con fines de robo.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- La abogada del foro local Paula de la Iglesia disparó con un revólver 38 contra los delincuentes que ingresaron durante la madrugada a la antesala de su estudio jurídico y el disparo atravesó la cabeza de uno de los intrusos, que resultó ser un menor de 15 años. El chico fue operado en el hospital local, donde le extrajeron el proyectil, está muy grave y ya habrían establecido que tiene muerte cerebral. La abogada se domicilia con su hijo de 14 años en dependencias aledañas a su estudio, y no fue detenida por el juez de turno, Martín Lozada, quien inspeccionó el lugar del hecho y ordenó pericias al personal de Criminalística.
El episodio se produjo a las 5:15 de la madrugada de ayer en la vivienda situada en la esquina de Elordi y Neuquén, donde tiene su estudio jurídico la abogada Paula de la Iglesia. A esa hora, intrusos que superaron un cerco metálico, violentaron las rejas de protección de una ventana -desprendiendo incluso un trozo de mampostería- y forzaron las hojas de la abertura hasta abrirlas. De esa manera se introdujeron en la edificación, pero allí fueron recibidos a balazos por la letrada, que habría efectuado tres disparos con su arma a través de una puerta, presuntamente sin ver ni saber quiénes ingresaron a su propiedad.
Uno de los disparos impactó en la cabeza del menor Daniel Dualde, de sólo 15 años, quien se desplomó en forma instantánea en el lugar, mientras su presunto acompañante escapaba y daba aviso a los familiares del herido. La misma abogada convocó a la Policía y a una ambulancia del hospital para que auxiliaran al menor, que estaba con vida, pero había recibido el proyectil en la parte superior de la frente, donde comienza el cuero cabelludo. Esa proyectil habría atravesado el cráneo del menor en forma diagonal, hasta quedar alojado junto a la columna cervical, de donde lo retiraron los profesionales en el intento de salvarle la vida.
El menor herido se domiciliaba a 6 cuadras del lugar del hecho junto a su abuela, quien comentó que a las 23 del martes había pasado a buscarlo su primo, el mismo que 7 horas después le comunicó que Daniel estaba detenido e internado en el Hospital Zonal, e informó en qué lugar había resultado lesionado. Hasta allí llegaron poco después algunos familiares del herido, presuntamente con intenciones de agredir a la abogada y apedrear la casa, pero los agentes que estaban en el lugar lograron calmarlos y hacer que se reunieran en el hospital, donde el menor luchaba por su vida. Más tarde se presentaron algunos jóvenes frente al domicilio donde ocurrió la tragedia, también con ánimo agresivo, pero la presencia policial logró disuadirlos.
Fuente Diario Rio Negro

Escribir un comentario


*