Neuquén: ejecutan a una joven de dos balazos en la nuca

18/01/2013 08:02

AG.

 

La maniataron y amordazaron en la oficina y luego le dispararon. Hay un sospechoso detenido. La víctima venía siendo amenazada.

Una joven de 21 años fue maniatada, amordazada y ejecutada de dos balazos en la nuca en las oficinas de una empresa familiar. Hay un sospechoso detenido, y trascendió que la víctima, Ailín García, venía recibiendo amenazas. La hipótesis del robo está prácticamente descartada.

El hecho fue descubierto ayer a las 13, aunque pudo ocurrir unas horas antes, en las oficinas del primer piso de la carnicería El Inicio, de Libertad y Lisandro de la Torre, a dos cuadras de la Jefatura de la Policía.

El cuerpo fue encontrado por un hermano que fue a buscarla porque no había atendido sus llamados. Estaba boca abajo, tenía atada las manos, las piernas a la altura de la rodilla, y amordazada con un pañuelo. Para inmovilizarla el autor utilizó prendas de vestir y un hilo de nailon, y el arma que utilizó era calibre 22.

Ailín era hija de los dueños del comercio y según se supo estaba al frente del negocio con su hermano. Fuentes vinculadas con la investigación revelaron que venía recibiendo amenazas aunque no detallaron los motivos. Sólo se supo que tendrían vinculación con la actividad empresarial.

Después de descubierto el crimen se hicieron cuatro allanamientos, uno en el barrio Gran Neuquén y tres en Cuenca XV, se demoró al sospechoso y se secuestraron autos y armas.

En otro allanamiento realizado en un domicilio cercano al frigorífico se detuvo a un hombre pero se comprobó que no tenía relación con el crimen. Se trata de un individuo que tenía pedido de captura de la justicia de Córdoba.

La hipótesis del asalto se diluyó con rapidez porque en el lugar del crimen no faltaba nada de valor. “El dinero estaba donde tenía que estar. En principio no se puede hablar de robo”, dijo el juez Marcelo Benavides, quien estuvo en el escenario del hecho junto al fiscal Maximiliano Breide Obeid. Añadió que la víctima “tenía 800 pesos en su cartera” y que “tenía acceso al dinero” de la empresa.

Además se informó que en el lugar no manejaban valores habitualmente.

Benavides caracterizó el crimen como de una “violencia inusual”. Dijo que no se habían obtenido hasta el momento versiones de testigos directos, pero que trabajaban en la recopilación de datos para reconstruir el hecho.

Precisó que el ataque a la joven ocurrió entre las 10.30 y las 13, un horario donde al comercio concurren muchos clientes. Sin embargo ninguno escuchó nada.

El autor forzó una abertura para poder ingresar a la oficina de la planta alta, y sería una persona con conocimientos del lugar.

 

Fuente: diario Río Negro.

Escribir un comentario


*