Se inauguró la Primer Comisaría de la Familia de la provincia

24/05/2013 16:15

 

Se inauguró la Primer Comisaría de la Familia de la provincia

El mandatario estuvo acompañado por el senador nacional, Miguel Pichetto; el diputado nacional, Oscar Albrieu; el intendente de la ciudad, Martín Soria; el ministro de Gobierno, Luis Di Giácomo; la secretaria de Seguridad, Martha Arriola; el secretario de Gobierno, Ariel Gallinger; el jefe de Policía, Fabian Gatti; el subjefe, Eladio Infante; autoridades policiales y los legisladores Viviana Pereira, Silvia Horne, Tania Lastra y Luis Mario Bartorelli.

En la oportunidad, el mandatario destacó la importancia de habilitar un espacio de estas características y señaló que “los hechos policiales que se distinguen, en cantidad y en problemática, en toda la provincia son aquellos vinculados con las situaciones familiares”.

“Hay más denuncias por amenazas de hombres contra mujeres, violencia de padres contra sus hijos, violaciones de domicilios de padres excluidos del hogar, que hechos que tienen que ver con robos, homicidios u otro tipo de delitos”, dijo.

“Es impactante ver en los partes policiales cómo la situación familiar absorbe gran parte de la problemática de la policía de Río Negro”, sostuvo.

Además, el mandatario se refirió al vínculo de esta problemática con la delincuencia juvenil y agregó que “esto significa que tenemos que adaptar las leyes provinciales, que el Ministerio de Desarrollo Social y la Secretaría de Seguridad tienen que definir los lugares de contención de menores y la policía debe contar con áreas específicas para la contención”.

Destacó que la decisión de crear la Comisaría de la Familia surge de “los casos de exclusión, de chicos que no tienen madre ni padre y fundamentalmente de los casos de violencia, esencialmente, del hombre contra la mujer”, circunstancia por la que además se dispuso un ingreso igualitario de hombres y mujeres en la Escuelas de Cadetes.

“Para enfrentar estos desafíos la policía debe tener muchas mujeres en sus filas, porque no necesariamente los conflictos se resuelven con el uso de la fuerza o con armamento. Tenemos que pensar que muchos conflictos se pueden evitar con el diálogo, con la mediación, con llegar a tiempo y trabajando en forma coordinada con los distintos sectores del Estado”, agregó.

“A esta primera Comisaría de la Familia se le tiene que sumar el Poder Judicial con la Defensoría de Minoridad y los Jueces de Familia; el Ministerio de Salud Pública, a través del servicio de Salud Mental y de sus Centros de Atención Primaria y el Ministerio de Desarrollo Social a través de los lugares y hogares de contención y encierro de menores que son peligrosos para la sociedad”, señaló el titular del Ejecutivo Provincial.

“Esta es una reforma integral de la seguridad. La policía es el tronco central de la reforma, pero no es la única que tiene cambiar. La lucha contra el delito y la seguridad es responsabilidad fundamental del gobernador y de sus ministros, pero también de muchos sectores de la sociedad”, resaltó.

En otro momento de su discurso, Weretilneck recordó y homenajeó a los agentes caídos, en la persona del sargento Luciano Churrarín, asesinado días atrás en Bariloche.

Recordó el encuentro que ayer mantuvo con los familiares del oficial Andrés Lucanera, asesinado hace dos años en Viedma. “Es un hecho muy parecido al del sargento Churrarín en Bariloche, porque ambos policías fueron atacados fuera de servicio, iban vestidos de civil, desprovistos de su arma reglamentaria y fueron asesinados a sangre fría y sin ningún motivo”, sostuvo.

“Si hay algo que este gobierno nunca va a dejar de hacer es exigir la justicia, la condena y el castigo para quienes atentan contra el personal policial, para quienes atentan contra la vida de los servidores públicos”, sostuvo.

“Un menor no tiene menos responsabilidades que un mayor a la hora de cometer un homicidio. Aquí no hay atenuantes que valgan. Uno puede entender la conflictividad de un menor en un desorden u otras dificultades, lo que no puede aceptar una sociedad y el Estado es que un menor asesine a sangre fría y que esto signifique que siga teniendo las mismas libertades y garantías”, añadió.

“Si es un menor y es capaz de matar significa que no sólo es un peligro para la policía, sino para toda la sociedad. Desde este lugar, queremos pedir al Poder Judicial que se imponga la máxima pena para quienes atacan, lastiman, agreden y matan a nuestros policías, quienes tienen la sagrada misión de salvar vidas y de cuidar los bienes de la sociedad”, agregó.

Posteriormente, el subjefe de la Policía de Río Negro, Eladio Infante, puso en funciones a la comisaria Mónica Maidana, quien estará a cargo de la unidad.

Cabe señalar que esta Comisaría funcionará en las instalaciones de la Unidad Tercera, en pleno casco céntrico, con personal preparado para recibir, atender, contener y guiar a personas víctimas de violencia de género y familiar.

Luego de inaugurar la nueva Comisaría, el mandatario y las autoridades nacionales, provinciales y locales recorrieron las instalaciones y tomaron contacto con el personal a cargo de la Unidad.

Refacciones en Subdelegación de la Policía Federal

Por otro lado, el gobernador Weretilneck encabezó la inauguración de las obras de refacción que se concretaron en la Subdelegación de la Policía Federal.

En la oportunidad, el ministro de Educación y Derechos Humanos, Marcelo Mango y el subcomisario a cargo de la Unidad, Néstor Fabián Cequeiro Nedelkovich se sumaron a la comitiva que ya acompañaba al mandatario.

También estuvieron presentes autoridades de la Plana Mayor de las Policías de Río Negro y Federal, como así también representantes de la Justicia Federal.

Durante el acto, se homenajeó al agente Jorge Lisandro Pichihuinca, caído en cumplimiento de su deber.

Finalmente las autoridades presentes izaron una nueva bandera nacional en el ingreso de la Subdelegación, en reemplazo del anterior pabellón que quedó en resguardo del personal retirado de la fuerza.

 

 

 

Escribir un comentario


*