Tan rápido como llegan se terminan los combustibles en la región

13/07/2011 09:16

La situación es compleja. Las estaciones que tienen en pocas horas agotan su stock.
Cipolletti es una de las ciudades que más problemas tuvieron ayer con el expendio.
La falta de combustibles ya es un mal de todos en la región. Es que la escasez de naftas se convirtió en una cuestión cotidiana en las estaciones de servicio y son muy pocas las localidades que se salvan.
Los recientes anuncios sobre la importación de combustibles tal vez tendrán efecto en mediano plazo, pero por lo pronto la falta de naftas y gasoil afecta a usuarios particulares, transportes y actividades industriales.
En este escenario, apenas llegan los camiones con alguna partida, se forman largas colas de automovilistas que hacen que en pocas horas esa partida se termine y haya que esperar un par de días para volver a cargar.
En las zonas turísticas no se dio con tanta fuerza esta carencia porque estaban preparados para recibir más visitantes de los que efectivamente están llegando, razón por la cual no se agotaron los stock existentes.
Se ensayan mil razones para justificar esta crisis, pero lo real es que a la hora de cargar hay que armarse de paciencia y en muchas oportunidades recorrer varias estaciones de servicio.
Tanto en Río Negro como en Neuquén la escasez es notable y así como llegan las partidas, en un abrir y cerrar de ojos se terminan.
Cargar combustibles ayer en Cipolletti fue una tarea titánica. Es que la mayoría de las estaciones de servicio no tuvieron naftas y en las que había, los clientes tuvieron que hacer filas de varias cuadras.
Hasta el mediodía , sólo en la YPF del ACA ubicada en el acceso principal por Ruta 22, y en la Petrobras de la calle Esmeralda, se pudo encontrar combustible.
El panorama era similar en ambas. Largas filas de autos, camionetas y motos cuyos dueños hacían fuerza para que el de adelante cargue rápido y que no se termine justo cuando les llegue el turno. Las demoras y el malestar fueron una constante. Para poder llegar a los surtidores algunos tuvieron que esperar más de una hora.
“Es increíble que saquen el petróleo de acá y estemos una hora para poder cargar nafta. Nadie se hace responsable así que no nos queda otra que esperar. Desde ayer (por el lunes) que ando con el olor, si no cargo ahora, no llego a mi casa”, se quejó el conductor de un utilitario.
En las estaciones Esso de Mariano Moreno y Rivadavia, Sarmiento y Fernández Oro, la Petrobras de Tres Arroyos y Toschi, además de las YPF de Lisandro de La Torre y Pacheco, España y Fernández Oro, y avenida Alem, las mangueras estaban cruzadas o tenían atados trapos que indicaban que no había.
Una situación que demoró aún más las recargas en los pocos lugares que había disponibilidad, es que muchos conductores también llevaron combustible en bidones, algo que no es recomendable por el alto grado de peligrosidad.
“Mucha gente viene con los bidones porque se van de viaje, o quieren tener por las dudas en la casa. Saben el peligro que representa pero igual se arriesgan. No hay nada que lo prohíba así que nosotros le tenemos que vender igual”, comentó un expendedor.
La falta de combustible no fue tan grave en Ingeniero Jacobacci. Anoche llegaba un nuevo camión con combustible para descargar y completar lo faltante en la única agencia expendedora de la localidad. Una situación similar ocurrió en la vecina Maquinchao donde hay sólo una estación de servicios, y la falta de combustible no se noto. Nafta hubo siempre. Fueron solamente dos días en los que faltó gasoil.
En Bariloche, los titulares de las principales estaciones de servicio coincidieron en que el consumo de naftas bajó con respecto a inviernos anteriores, ya que la merca en el turismo es muy importante. En este caso, falta el arribo del turismo familiar, que lo hace en vehículos, ya que no hay suficiente nieve para esquiar.
Daniel García de Vinuesa, de la estación de servicio del barrio Melipal, explicó que todos los despachantes de combustibles tienen cupos, que pueden variar durante el año en función de las demandas. Dijo que por ahora en la ciudad no hubo faltantes. (Redacción Central y agencias Cipolletti, Bariloche, Jacobacci y Viedma)
Fuente Diario Rio Negro

Escribir un comentario


*