Tragedia en el Rally de Roca: las hipótesis sobre la muerte de Saúl Maldonado

05/03/2018 08:22
ROCA.

Maldonado falleció luego de un accidente que sufrió en el tramo de Cervantes. Hay dos versiones acerca de los golpes que recibió el piloto durante el vuelco.

Un espectacular accidente terminó con la vida de Saúl Maldonado cuando promediaba el segundo tramo del Rally de Roca, la primera fecha del Regional.

La malograda prueba se disputó en una sola etapa, con dos tramos de velocidad muy conocidos que se repitieron.

El accidente se produjo en el especial de Arenera Cervantes-Cervantes, de 16,70 kilómetros, uno de los clásicos de cada rally regional y del Argentino.

Maldonado, con un VW Senda y navegado por Matías Pojer, se pegó en la zona que va entre la defensa de Cervantes y el tanque australiano y el sistema de seguridad se activó ni bien los participantes llegaron al lugar del accidente.

El piloto fue asistido por un médico que se hizo presente en el lugar con una unidad de rescate para realizar las primeras tareas y después trasladado en ambulancia hasta la clínica Juan XXIII de Roca, donde afirmaron que ingresó en estado delicado.

Según la información, el deceso se produjo después de las 13 por un paro cardiorrespiratorio.

Conocido el deceso del piloto, la AVGR, a cargo del contralor deportivo, decidió suspender la actividad. “La prueba terminó en el mismo momento que falleció Maldonado”, afirmó su titular, Goyo Martínez.

El piloto estuvo parado un par de kilómetros antes del accidente. Incluso lo pasó Darío Jaime. Todo indica que cuando reparó el problema en su auto, salió rápido para recuperar terreno y le pegó a un interno en inmediaciones del tanque australiano. Su auto dio no menos de seis o siete tumbos.

Hay quienes afirman que el piloto salió despedido de su auto y quedó tendido en el camino. Otros, que todos los golpes los recibió en el habitáculo. Su navegante no sufrió lesiones.

Los primeros que llegaron al lugar fueron José L. Gómez y Marcos Rodríguez, mientras que Jorge Figueroa siguió para pedir auxilio.

A los pocos minutos llegó la sanidad y le brindó las primeras atenciones a Maldonado, quien fue trasladado a Roca para su atención, donde ingresó con oxígeno y lúcido.

Cuando lo estaban atendiendo se produjo el paro cardiorrespiratorio, del que los médicos, a pesar de sus esfuerzos, no lo pudieron sacar y falleció.

Es el tercer accidente fatal que se produjo en los últimos quince años. En 2005 en la previa a una prueba del Regional, en el relevamiento de los caminos falleció Raúl Aruanno. En 2010 el que encontró la muerte en el Rally Neuquino fue Jorge Angeloni, en Fernández Oro.

La tragedia golpeó al Rally Regional. Maldonado encaró su segundo certamen con un VW Senda que supo pelear adelante con Cristian Rondón. Ayer, en Cervantes natal, después de un duro vuelco encontró la muerte.

Ángel Portela, quien es integrante de la Comisión Deportiva Automovilística (CDA) del ACA, de varias entidades a nivel internacional y responsable técnico de la Federación Once, junto a Juan Aznar, realizaron una segunda verificación del auto.

La primera fue el pasado sábado, que pasó sin problemas. Ayer, en el lugar del accidente, se comprobó que no cedió la jaula y la butaca está intacta, lo mismo que los cinturones, por lo que es muy probable que el malogrado piloto al momento del vuelco no estuvieron bien sujetado.

Nada cambiará la historia, porque el accidente terminó con la vida de Maldonado, un golpe duro de asimilar para la categoría.

La mecánica del accidente
Saúl Maldonado paró a solucionar un problema mecánico en su auto. Las versiones aseguran que se rompió el cable del acelerador. Estuvo detenido poco más de dos minutos, porque sólo lo superó Darío Jaime.
En la zona del tanque australiano, que se transita a buena velocidad, le pega a un interno y vuelca. Habrían sido entre seis y siete tumbos.
El piloto sufrió golpes internos importantes, fue asistido con oxigeno. En la clínica falleció por un paro cardiorrespiratorio.
“Lo deportivo lo dejamos en segundo lugar, la prueba terminó en el mismo momento que falleció Maldonado. Por eso, no hubo podio”.
Goyo Martínez, presidente de la AVGR, decidió la suspensión del tramo final.
“El auto cumplió con todas las medidas de seguridad. Pasó muchas técnicas, la previa a esta prueba en Roca y la que hizo luego del vuelco”.
Raúl Ginóbile, titular de la Federación Once, confirmó que el Senda estaba apto.
Fuente: redacción central-rionegro.com.ar

Escribir un comentario


*