Tras años de espera, hoy bajan al jagüel a buscar a Daniel Solano

25/01/2018 00:37
VALLE MEDIO.

A las 9 se pondrá en marcha el operativo para tratar de encontrar rastros del joven salteño desaparecido en el 2011 en Choele Choel. El juicio se hará en febrero.

 SERGIO ESCALANTE

El doloroso peregrinaje de familiares, amigos y profesionales vinculados al caso Daniel Solano puede llegar a tener un final si durante los próximos días, como se sospecha, se descubren los restos del joven trabajador de 27 años en un profundo pozo ubicado en la zona de campos de Choele, a poco más de 25 kilómetros del casco urbano.

La bajada al jagüel se realizará 2 años y medio desde que fue solicitada por primera vez. Una empresa petrolera de Salta, desde donde era oriundo el joven desaparecido, envió un equipo de perforación

“Esto es lo último que hacemos” dijo con gesto de agotamiento el abogado de la familia Solano, Sergio Heredia al llegar a Choele Choel, a los salones parroquiales de la iglesia local, que se convirtió en improvisado estudio jurídico.

“Si esta allí (por el jagüel) será una suerte de alivio para Gualberto (padre de Daniel) Sino esta será lo último que hacemos. El juicio se hará igual y esperamos que los policías sean condenados” sostuvo al recibir a este medio.

Daniel fue visto por última vez en la madrugada del 5 de noviembre del 2011, a la salida de un local nocturno en Choele Choel. Por la desaparición y homicidio del joven oriundo de Tartagal, se encuentran acusados 7 policías, que serán juzgados a partir del 20 de febrero en Roca.

El joven de 27 años de la comunidad Misión Cherenta, de Tartagal, Salta, recorrió en el 2011, 2.300 kilómetros en plan de trabajo. Era su tercera temporada en la comarca del Valle Medio. Había llegado el 10 de octubre para comenzar con las primeras tareas en los montes de manzana en una frutícola de Lamarque. La noche del 5 de noviembre fue con un grupo de trabajadores norteños a un boliche de Choele Choel; pasadas las 3 fue retirado por la policía y nunca más se lo vio.

Según la teoría de la querella, allí fue interceptado por un grupo de policías que tras golpearlo lo llevaron a alguna zona de la isla 92. Luego fue trasladado a la comisaría 8, ubicada en la calle 25 de mayo y Villegas donde habría sido ultimado. Su cuerpo finalmente fue llevado por la ruta nacional 22 al campo “La Manuela”, donde fue arrojado al jagüel.

El juicio oral y público que comenzará en febrero, tendrá a siete policiales imputados con distinto grado de participación: Sandro Berthe, Pablo Bender, Juan Barrera, Pablo Albarrán Cárcamo, Pablo Quidel, Diego Cuello y Héctor Martínez.

Siete policías están imputados con distinto grado de participación. Se sospecha que lo ultimaron en la comisaría y luego lo llevaron al campo.
Fuente: Choele Choel – rionegro.com.ar

Escribir un comentario


*