Una joven encontró un mensaje de hace 44 años en una botella en Bahía Creek

07/03/2019 17:59

Mientras juntaba la basura en la playa se topó con un mensaje que fue escrito en el verano de 1975. Encontró al autor del mensaje.

POR REDACCIÓN

Luisina se fue a pescar a Bahía Creek durante el feriado largo de Carnaval y el martes por la mañana estuvo firme en la orilla junto a su caña, sin pensar que sería un día lleno de emociones.

No hubo “pique” y decidió juntar la basura que había en la playa, algo que hace habitualmente. “Agarré un cajón de esos que son los que llevan los barcos pesqueros y empecé a juntar basura”, comenzó el diálogo la docente con RíoNegro“La botella estaba semi enterrada, con el pico para abajo y me llamó la atención que adentro tenía algo. La guardé y la llevé para la casa donde estábamos parando. Ahí me di cuenta que tenía un papel y estaba envuelto en un nylon. Lo que más costó fue sacar el corchoy después con mucho cuidado abrimos despacito la hoja que estaba húmeda”.

El Mensaje: “Esta botella fue tirada al agua en el balneario Las Grutas, provincia de Río Negro, R. Argentina, el día 7 del 2 de 1975. Quien la recoja, le agradecería escribir informando lugar y fecha del hallazgo”.

Un día habitual de pesca y playa, se convirtió en una anécdota hermosa que jamás olvidará. “La abrimos despacito porque estaba húmeda y descubrí el mensaje. Sentí una sensación tan linda al leerlo que me emocioné y me dieron ganas de encontrar a esa persona que lo escribió”.

Lo primero que hizo fue subir una publicación al Facebook. “Me empezaron a llegar mensajes de todos lados, entre ellos, una señora me envió información acerca de los datos del hombre y números de teléfonos”.

Entre tantos números uno era de Villa Crespo, Buenos Aires. El primero que llamó era el indicado. “Cuando llamé, nadie me atendió. Luego de un rato me devuelven la llamada”.

Luisina con toda la ilusión de hablar con Miguel Borges, el autor del mensaje que en el verano de 1975 en Las Grutas lanzó al mar y que recorrió unos 100 kilómetros para aguardar en Bahía Creek que alguien lo encuentre.

Pero el hombre había fallecido hace unos 6 años atrás y ya no vivía en El Palomar porque sus últimos años se había radicado en otra localidad bonaerense.

Luisina habló con su esposa que tiene 80 años, quien le devolvió el llamado tras el primer intento. “Me dijo que había fallecido hace unos seis años en otra localidad. Me contó que ella estaba con él cuando arrojó la botella y que después de Las Grutas también pasearon por Viedma y Patagones”.

Un sabor amargo que el tiempo siempre se encarga de pasar factura. Pero que pronto se fue cuando la esposa de Borges le aseguró que “si él estuviese vivo, se hubiera emocionado. Porque lo hacía siempre a cada lugar que iba, tirando mensajes al agua y esperando que alguien encontrara ese mensaje. Era un soñador”.

Luisina tras esa charla emocionante, le dejó sus datos por si querían guardar la botella con el mensaje. Para la docente el mejor recuerdo le queda grabado en su memoria. Recordará para siempre aquel verano de carnaval, cuando sin pensarlo se encontró con un “soñador”.

Fuente: rionegro.com.ar

Escribir un comentario


*