DEMOSTRACIÓN: China probó un nuevo avión militar y un aparato para interceptar misiles

28/01/2013 09:00

China probó un nuevo avión militar y un aparato para interceptar misiles

Con el Y-20, cuyo primer vuelo fue llevado a cabo con éxito, Beijing se sumará a los tres únicos productores de aparatos similares: Estados Unidos, Rusia y Ucrania.

China comenzó las pruebas del prototipo de su futuro avión de transporte militar de gran tamaño Yun-20 (Y-20), y realizó, este fin de semana, una prueba de interceptación de misiles de medio alcance en la región de Xinjiang.

Con el Y-20, cuyo primer vuelo fue llevado a cabo con éxito, Beijing se sumará a los tres únicos productores de aparatos similares: Estados Unidos, Rusia y Ucrania.

China, que ya aspira a competir desde 2016 con los dos principales fabricantes aeronáuticos mundiales, Airbus y Boeing, con el que será su primer avión comercial de tamaño “jumbo”, el C919, también rivalizará así con ambos constructores en el terreno militar, con su propio modelo de transporte pesado.

El Y-20, de cuatro reactores, similar en tamaño al modelo ruso Il-76 y algo menor que el estadounidense C-17 “Globemaster” de Boeing, será la respuesta aeronáutica china a los C-17 y, ya con turbohélices, a los viejos C-130 “Hercules”, menores, al europeo Airbus A440M “Atlas” y al ucraniano Antonov An-70.

Estos nuevos modelos reforzarán la capacidad de despliegue y transporte de las Fuerzas Aéreas chinas tanto para la defensa como para la respuesta ante catástrofes y el envío de ayuda humanitaria o la evacuación médica, según destaca hoy el diario oficial “Shanghai Daily”, que anunció el éxito del primer vuelo de prueba.

El Y-20, el mayor avión militar chino concebido hasta la fecha, tendrá una capacidad de carga de hasta 66 toneladas, por lo que podrá trasladar tanques y vehículos de combate y de apoyo.

El Y-20 también podrá ser reconvertido para funcionar como bombardero, avión-depósito para recarga de combustible o aparato con sistemas de control y vigilancia aérea (AWACS, en sus siglas internacionales en inglés).

Además, China efectuó la segunda prueba de interceptación de misiles, la primera fue el 11 de enero de 2010.

El Departamento de Información del Ministerio de Defensa indicó a la agencia oficial Xinhua, que la prueba “alcanzó los objetivos previamente establecidos”.

El ejercicio, aclaró el Ministerio de Defensa chino, “era de naturaleza defensiva y no estaba dirigido contra ningún otro país”.

Aunque las autoridades militares no aportaron más información sobre la prueba, expertos en sistemas de armamento señalaron que este tipo de ejercicios puede crear un escudo para la defensa antiaérea china mediante la interceptación de proyectiles, tales como misiles balísticos, según Xinhua.

En los últimos años, el Ejército de Liberación Popular chino planteó como una de sus prioridades el desarrollo de tecnología antimisiles.

Desde su nombramiento al frente del Partido Comunista de China en noviembre, el secretario general de la formación, Xi Jinping, de quien se espera que en marzo se convierta en el nuevo presidente del país, indicó que una de las prioridades debe ser el establecimiento de una fuerza avanzada de misiles estratégicos, según despacho de EFE.

Al frente de las Fuerzas Armadas chinas, de las que también quedó al frente a partir del pasado noviembre, el primer nombramiento de Xi fue el ascenso a general de Wei Fenghe, que quedó al frente de los misiles estratégicos.

 

Fuente: Télam.

Escribir un comentario


*