Día del animal: ¿por qué se celebra el 29 de abril?

29/04/2021 04:27

Esta fecha fue elegida en homenaje al abogado argentino, quien fue pionero y sentó las bases en la lucha por los derechos de los animales.

29 de abril: Día del Animal.

Cada 29 de abril se celebra en la Argentina el Día del Animal. Esta fecha se estableció en conmemoración del fallecimiento de Ignacio Lucas Albarracín, un abogado que fue el gran pionero en el país en la lucha por los derechos de los animales.

Albarracín fue el mayor impulsor de la Ley Nacional de Protección de Animales (N.° 2786), la cual se promulgó el 25 de julio de 1891. Esto fue la base legal que incorporaron la Liga Internacional de los Derechos del Animal (1977) y la ONU.

Por su parte, el Día Mundial del Animal se celebra el 4 de octubre, en honor a San Francisco de Asís, el santo católico patrono de los animales y de los ecologistas. Quien renunció a todas sus riquezas y dedicó su vida al servicio de las personas y también de todos los animales.

¿Quién fue Ignacio Albarracín?

Albarracín nació en Córdoba capital el 31 de julio de 1850. Tras obtener su título de grado, decidió dedicar su vida a la defensa de los animales. 

Fue secretario de la Sociedad Argentina Protectora de los Animales desde su inicio en 1879 y sucedió a Domingo Faustino Sarmiento en su presidencia, en el año 1885.

El abogado opinaba que, aunque los animales tuvieran un nivel de racionalidad inferior respecto del hombre, no se los debía martirizar ni castigarlos.

Albarracín fue pionero en la lucha contra las riñas de gallos, la doma de potros, las corridas de toros y el tiro a la paloma.

Fue dueño de una modesta fortuna que le alcanzó para vivir decentemente hasta el final de su vida, el 29 de abril de 1926. Fue en 1908 cuando se utilizó la fecha de su fallecimiento para conmemorar al Día del Animal.

Día Mundial de los animales

A excepción de Argentina, el Día Mundial del Animal se celebra en el resto del mundo el 4 de octubre, por San Francisco de Asís.

San Francisco nació en Asís en 1182. El santo católico consideraba a los animales hijos de Dios y los llamaba «hermanos». Se dirigía a ellos y se dice que ellos lo escuchaban hasta el punto de obedecerle.

Es famosa la intervención que tuvo en Greccio en la cual impidió que un lobo salvaje no atacara a la población.

En 1929, esta fecha fue declarada Día Mundial de los Animales, por iniciativa de la Organización Mundial de Protección Animal en el congreso de ese año celebrado en la ciudad de Viena, Austria.

 

 

Fuente: Crónica.

Escribir un comentario


*